¿Sufres de dolor en el talón por la mañana o al caminar? ¡Puede ser una enfermedad! Es importante que leas esto

Salud 172 Visitas

La fascia plantar suele ser el dolor más común asociado a los pies, un ligamento fino que se encarga de unir el talón con la parte delantera de nuestros pies. Es una condición que suele causar bastante dolor y se conoce como fascitis plantar.

Este suele presentarse desde primera hora de la mañana, cuando el paciente está recién levantado, y va cediendo a lo largo del día, mejorando con el descanso.

La función de esta banda es la de tensar la base del pie manteniendo la curvatura plantar, y amortiguar el impacto derivado del acto del desplazamiento sobre la planta del pie.

La fascitis plantar es la inflamación de la fascia plantar debida, por lo general, a un exceso de uso (muy común en los deportistas), un estiramiento de la misma, o la presencia de ciertos factores predisponentes. Estas situaciones suelen generar en el tejido una serie de micro traumatismos que el organismo no tiene tiempo de reparar, de modo que terminan por producir su degeneración.

 

Alivia el dolor de talón con estos 3 sencillos ejercicios

La mejor forma de poder tratar la fascitis plantar son los estiramientos y las técnicas de relajación que ayudan a aflojar los músculos que suelen estar tensos y hacen que la condición empeore.

Además de realizar ejercicios, para poder eliminar esta condición lo más recomendable es disminuir de peso.

 

Un Rollo Congelado

Congelar una botella de agua pequeña. Cubra con una toalla y colocar el arco de su pie en la parte superior de la misma. Lentamente rodar la botella por debajo del arco del pie durante unos 5 minutos a la vez. Cambie de lado y repita.

 

Frote Fuertemente

Utilice ambos pulgares para aplicar presión profunda a lo largo del arco de los pies, los talones y los músculos de la pantorrilla, moviéndose lenta y uniformemente. Continuar durante 1 minuto. Cambie de lado y repita.

 

Ancla en la Pared por la Mañana

Póngase en posición de soporte descalzo frente a una pared, como se muestra en la imagen. Presione la pared con ambas manos y se inclina hacia adelante, debe sentir un estiramiento a lo largo de la parte posterior de la pierna izquierda y el talón. Mantenga esta posición durante 30 segundos; cambie de lado y repita.

 

 

Si este dolor es persistente, lo más recomendable es asistir a un especialista como lo es un podólogo u ortopedista ya que ellos pueden prescribir terapias adicionales para aliviar el malestar y prevenir la recurrencia de este malestar.

 

Si te gusto este artículo, compártelo con tus amigos y familiares. No olvides dejar tu opinión en comentarios.

Compartir

Comentarios