¡No más Hemodiálisis! ¡Científicos Crean un Riñón Biónico!

Salud 241 Visitas

Hace tan solo unos meses científicos estadounidenses desarrollaron el primer riñón biónico el cual funciona con silicio y células vivas. Dicho riñón se implantaría a los enfermos renales para liberarles de la máquina de hemodiálisis. Funciona bajo el impulso del corazón del paciente.

El mundo de la medicina está revolucionado ante la creación del primer riñón biónico para evitar hemodiálisis en pacientes con problemas renales.

La clave de este dispositivo es su microchip, en el que se utilizan los mismos procesos de la nanotecnología del silicio, que fueron desarrollados por la industria de la microelectrónica para los ordenadores y equipos informáticos”, cuenta Fissell, médico encargado de la investigación.

El nuevo riñón artificial, combina una serie de elementos orgánicos y electrónicos, los cuales lo hacen cobrar un aspecto muy similar al de un riñón humano.

El nuevo artefacto está aún en fase de prueba en humanos, pero sus resultados hasta hoy han sido cien por ciento exitosos.

Esta nueva creación médica, aseguraría la mejoría en la calidad de vida de todas aquellas personas que padecen problemas renales, y se ven sometidas a tratamientos constantes de hemodiálisis para purificar su sangre.

En la hemodiálisis, la sangre del paciente fluye a través de un filtro que elimina los desechos dañinos, minerales y líquidos innecesarios, y la sangre así tratada se devuelve a su cuerpo, ayudando a controlar la presión arterial y a mantener el equilibrio adecuado de sustancias químicas, como el potasio y el sodio.

El nuevo dispositivo que está desarrollando un grupo de universidades estadounidenses dentro del ‘Proyecto Riñón’, filtrará la sangre de la persona con deficiencia renal de forma continua, en vez de requerir visitas a un hospital que duran de 3 a 5 horas o más, y desde dentro del cuerpo, ya que se implantará en el paciente.

Este pequeño riñón bio-artificial, destinado a tratar la ‘enfermedad renal en etapa final’ (ESRD, por sus siglas en inglés), ofrecerá una nueva esperanza a aquellas personas cuyos riñones ya no pueden atender las necesidades de su cuerpo y están a la espera de recibir un trasplante, según los impulsores de este proyecto.

Células vivas en andamios de silicio

Este riñón artificial implantarle quirúrgicamente incorpora un microchip de silicio que funciona como un filtro, así como células renales vivas y según este nefrólogo “funcionará bajo el impulso del corazón del paciente, filtrando la corriente sanguínea que lo atraviesa”.

Llevará componentes biológicos y tecnológicos y será del tamaño de una lata de refresco pequeña o una taza de café, como para que pueda ser implantado en el cuerpo de un paciente.

Para mas información puedes ver el siguiente vídeo:

Si te gusto este articulo, compártelo con tus amigos y familiares. No olvides dejar tu opinión en comentarios.

Compartir

Comentarios