Una señorita en China se queda ciega después de pasar un día entero jugando a un videojuego