Hasta 900 dólares y más piden los traficantes por ellas.