Es una muestra de lo mal que puede estar la sociedad por ambición.