El responsable de la ceguera de Xiaojing no fue un accidente