Este hombre arriesga su vida y su libertad para proporcionar canabbis a niños enfermos

noticias 337 Visitas

Durante los últimos cien años el cannabis ha adquirido una mala reputación, sobre todo en el Reino Unido. En Reino Unido se ve con perjuicio a esta planta salvadora que es capaz de salvar vidas; y cómo a medida que Estados Unidos y Europa se van volviendo más liberales en cuanto al cannabis medicinal, el gobierno británico se mantiene y se niega a hacer ningún cambio. Este es justo el estigma que Jeff Ditchfield, creador de Bud Buddies, quiere cambiar.

Jeff dijo lo siguiente:

“Es obvio que el cannabis tiene propiedades medicinales, así como beneficios para la salud, se ha probado en distintas partes del mundo de manera exitosa, pero aquí en el Reino Unido aún se prohíbe.

Estamos yendo en reversa. En Colorado, incluso, puedes conseguir un cigarrillo para fines recreativos. Aquí es distinto porque somos demasiado conservadores.

Tenemos un Primer Ministro que es hija de un vicario y cuando estaba en el Ministerio de Interiores dejó muy en claro su postura respecto al cannabis. Hay que encontrar la manera de proteger a los ciudadanos moribundos.

No se dejen guiar por mis palabras, yo sigo lo que la ciencia dicta. Si las personas que están leyendo esto siguieran la ciencia, lógicamente llegarían a la misma conclusión que la mía”.

Jeff Ditchfield es integrante de un grupo de personas que satisfacen la demanda de productos cannabinoide de calidad, que ayudan en el tratamiento de enfermedades serias, como el cáncer.

El tema gano más interés al conocer la historia de Deryn Blackwell, de 17 años, quien se encontraba en su lecho de muerte cuando recurrieron al cannabis, que lo ayudó a recuperarse de manera casi milagrosa.

El joven Deryn se encuentra impresionantemente recuperado, a pesar de que se le había diagnosticado leucemia, y sarcoma Langerhans.

El uso para fines médico de la mariguana es legal en Australia, Canadá, y gran parte de los Estados Unidos, pero en otras partes del mundo aún sigue siendo un delito que te puede conseguir muchísimos años de cárcel, ya sea por posesión o producción.

La mayoría de los demás gobiernos aducen que el cannabis es una droga dañina, que causa muchos problemas mentales sumados a la adicción, y que no existen beneficios medicinales en su forma herbal.

Jeff Ditchfield, se ha dedicado gran parte de su tiempo investigando las propiedades anticancerígenas del cannabinoide, y ha visto como pacientes, cansados y enfermos de los tratamientos tradicionales, se han recuperado de manera impresionante.

En el año 2013 se hizo un estudio que aproximadamente 1,500 doctores, de 72 países diferentes, revelaron que el 76 por ciento de ellos aprueban el uso medicinal de la mariguana.

“La prohibición crea un ambiente donde la única salida es comprar tu propio cannabis a alguien en las calles, quién en seguida ofrecerá drogas como la cocaína, y nosotros queremos evitar eso.

“Así que la prohibición es la que mueve a las personas a intentar con drogas más fuertes”.

Jeff Ditchfield, opina que la prohibición del cannabis está matando a pacientes con cáncer, pues no les permiten acceder a la ayuda que necesitan. Buscando ayudar a solucionar este problema Jeff se arriesga a que le den una sentencia de 14 años de prisión, pues es a la única persona a la que padres desesperados pueden recurrir en necesidad.

¿Cuál es su motivación de jeff?

“Las leyes son ridículas en este momento. Las únicas leyes que estoy quebrantando en este momento son las del cannabis, y la razón por la que las rompo es porque llegan a mi personas desesperadas y moribundas. No hay elección, es mi deber como ser humano.

“Lo que me hace seguir aquí son ellos, los padres que ayudan a sus pequeños. He visto casos de adolescentes que se han curado por completo, gracias al cannabinoide. Gracias a sus padres que nos han contactado y quienes han probado tratamientos exhaustivos y dañinos. Bud Buddies es su última opción.

“No puedo rechazar sus pedidos, cuando sé que sus hijos están muriendo. Si me rehúso a ayudarlos por miedo a la ley estos padres podrían ser estafados por vendedores que sólo quieren dinero”.

Bud Buddies sabe que el cannabis no es la cura completa, pero el tratamiento funciona en conjunto con una quimioterapia adecuada, y en este video explica un poco su propósito y pensamiento:

“La filosofía de Bud Buddies es empoderar a las personas a ser autosuficientes, así que a todos los miembros se les enseña como cultivar, proveemos ayuda para la preparación del cannabis adecuado para su condición, la guía otorgada depende mucho de su enfermedad y condición”.

Vivimos en un mundo donde miles de crímenes no son resueltos, y la seguridad es un tema lamentable, la mariguana para uso medicinal no debería ser un problema para quienes la cultivan.

Compartir

Comentarios