Esta modelo quiso sorprender a su novio con nalgas nuevas, pero 3 meses después le cortaron las piernas debido a que…

Curiosidades 583 Visitas

Gracias a Beyoncé, Jennifer López y Kim Kardashian, los glúteos enormes se han convertido algo que toda mujer desea para agradar más al sexo opuesto.

Los glúteos son dos de los músculos más grandes del cuerpo, pero lo único que hacemos por ellos es sentarnos encima durante horas, ¿el resultado?, un trasero flácido, sin formas y algo caído, es por ello que muchas mujeres que aun siendo bellas recurren a la cirugía.

Tal es el caso que traemos a continuación:

[spoiler title=”Leer Mas”]Trasero, esa bella  y  fantástica  parte  que  TODOS  los  hombres  aman, obvio ningún muchacho puede pasar  al lado de un frondoso par de nalgas sin que se le antojen

Puesto que en Brasil aman tanto los traseros enormes, redondos  y  paraditos  que todas y  cada una  las  chicas  procuran  tenerlo de este modo  y  justo  ese  fue  el  caso  de  la brasileira Andressa Urach,  de veintisiete años, una chavala que consiguió llegar a la fama y cumplir sus sueños gracias a su preciosa retaguardia.

desde que tiene memoria, Andressa siempre y en todo momento tuvo el sueño de ser una conocida modelo y si bien siempre y en todo momento tuvo una figura delgada    deseaba tener esas curvas que tanto aman los hombres.

De esta manera que para conseguir tener ese trasero y muslos de diosa griega haría lo que fuera. Un día decidió que la única forma era ir que le rellenaran su cuerpo con hidrogel y PMMA, de esta forma tendría el tamaño que tanto deseaba y además de esto conseguiría más solidez en esta parte.

Sin embargo, estas substancias como relleno son ilegales en este y en muchos países, obvio lo

son por el hecho de que pueden tener serias consecuencias de salud, mas ignorando toda

advertencia fue a efectuarse este procedimiento.[/spoiler]

Si te gusta el contenido e información de adelgazar y salud únete a este grupo "Adelgaza y Vive Saludablemente" puedes buscarlo así y unirte para mas contenido y dinámicas.

Compartir

Comentarios