El esposo de esta mujer murió repentinamente, y ella recuerda que él actuaba extraño en la cama…

Curiosidades 188 Visitas

A veces un hombre tiene muchas ganas de tener un hijo para que su descendencia no muera, y es lo que le paso a James Green que siempre quiso tener una familia numerosa. Y cuando escuchó que su esposa, Cloe, estaba esperando a su primer bebé, James, estaba en el séptimo cielo. Rápidamente se dieron cuenta de que serían buenos padres.

Pero cada vez que salía embarazada ella decía “no más bebés”, James le guiñaba el ojo, sonreía y le decía: “Sólo uno más, Clo…”.

Compartir

Comentarios